Compartir

No todos los teléfonos móviles inteligentes o smartphones que actualmente están en el mercado se actualizarán a Android 4.1 Jelly Bean. Parece que la nueva versión del sistema operativo de Google solo estará disponible para algunos terminales privilegiados, los más avanzados del momento. Por ejemplo, aunque Samsung todavía no ha publicado un listado con todos los teléfonos que recibirán el paquete de datos, sabemos que los candidatos más probables serán el Samsung Galaxy S3, el Samsung Galaxy S2 o el Samsung Galaxy Note, por citar las unidades más avanzadas que actualmente están en catálogo. Pero, ¿qué hay sobre el resto de marcas? Pues bien, parece que la firma taiwanesa HTC no tiene la menor intención de actualizar todos los dispositivos que aparecieron en 2011. Tampoco lo hará el HTC Desire HD, un terminal que ha experimentado un gran éxito dentro del propio catálogo de la compañía de Taiwán y que debería actualizarse a Android 4.0, la versión anterior, denominada Ice Cream Sandwich.

HTC, en este caso, ha querido explicar el porqué del abandono. Según un comunicado oficial de la propia compañía, el HTC Desire HD no recibirá su correspondiente ración del sándwich helado, de manera que los usuarios tendrán que seguir trabajando con Android 2.3 Gingerbread. Las explicaciones de HTC son claras: el dispositivo no podría resistir un paquete de datos del tamaño de Android 4.0, lo que provocaría una merma importante en el rendimiento del aparato. La firma ha indicado que para poder instalar esta versión, el HTC Desire HD tendría que experimentar una nueva partición y sobrescribir los datos de usuario. HTC considera que las actualizaciones siempre deben mejorar la experiencia del cliente: he aquí la razón por la que el HTC Desire HD no podrá recibir Android 4.0, muy a pesar de que los usuarios hayan encajado la noticia con no poca decepción.

La compañía ha indicado que ha tenido que enfrentarse a una decisión controvertida, puesto que internamente han existido controversias con respecto a la actualización de este HTC Desire HD. Un sector importante de la compañía no está dispuesto a llevar a cabo la partición y a sobrescribir los datos de usuario, gestiones que permitirían la instalación de Android 4.0. Una lástima. HTC también había estudiado la posibilidad de reducir el paquete de datos, pero lo cierto es que la experiencia del usuario quedaría resentida y muchas funciones no podrían ejecutarse de la manera más idónea. Se trataría de una experiencia sesgada, de manera que HTC no ha querido correr riesgos. La compañía ha tenido que manifestar extensamente sus disculpas, puesto que en un comunicado anterior prometía llevar a cabo la actualización del HTC Desire HD de una manera normalizada. No ha sido posible. El enfado de los usuarios es considerable, pero lo cierto es que HTC no está dispuesta a ofrecer a sus clientes una experiencia plagada de fallos y errores. Otra vez será.

…de Tuexperto