Compartir

El futuro de Android: qué caracterísitcas tendrán los próximos smartphones

Las generaciones de móviles avanzan con los años, y cada uno que pasa lo podríamos etiquetar con un gran cambio en la tecnología de los smartphones. Sean los procesadores de X núcleos, las pantallas curvas, el NFC, las cámaras de 13 trillones de píxels… Cualquier cosa es buena para dejar a la competencia en la estacada y poder publicitarse con un número.

Y ahora nos acercamos a la época del año de los rumores. A finales de año suele salir el nuevo Nexus, y a principios del año salen todas las nuevas gamas en el MWC. Antes de todo eso, vamos a hacer una pequeña reflexión con los ojos entrecerrados. ¿Qué nos vamos a encontrar este año que viene, o en las siguientes generaciones de smartphones?

 

Pantallas flexibles y teléfonos plegables

Un tema que me mosquea un poco, porque queda muy bien ir hablando de ello cada año, pero nadie tiene hormonas suficientes para sacar un modelo con esta característica. Cada año vemos algún vídeo fantasticoso donde vemos un prototipo mega-cool doblándose y alguien que lo usa de forma táctil. Todo eso es genial, pero lo más curvado que he visto hasta ahora es el Galaxy Nexus y fue algo que solo sirvió para su spotlight, casi inapreciable en la práctica.

Es una característica suficientemente potente como para cambiar el rumbo del diseño de teléfonos, actualmente bastante estancado. Ahora bien, yo me lo tendré que pensar un par de veces antes de decidir si me gusta una pantalla que se dobla.

 

Baterías con recarga inalámbrica

Es algo que se viene hablando ya de muy lejos, aunque en este caso han ido apareciendo algunos modelos en el mercado. No he tenido la oportunidad de probarlos, pero supongo que aún tienen que mejorar. Sin duda sería un gran avance en comodidad, y tardaríamos un poco en hacer todo el cambio de tecnología. Justo ahora que se empezaban a colocar puntos de recarga públicos… Es una tecnología muy curiosa de ver y a la que le tengo ganas.

 

Pantallas 1080HD y cámaras hiperpotentes

Para los amantes de la resolución también puede haber cambios. Estamos cerquita de obtener pantallas en HD real, que puedan visualizar lo que las cámaras ya son capaces de grabar. El 3D no ha triunfado excesivamente, así que la tirada será hacia resoluciones cada vez más elevadas, al igual que en el caso de las cámaras. En estos casos los límites los ponen los fabricantes y su empeño. Yo creo que exprimir tanto las “pequeñas” pantallas de los móviles no hace que varíe la experiencia.

 

Baterías más delgadas y con más capacidad

El tema de las baterías siempre es recurrente, porque cuesta mucho que avancen debido a límites físicos. Aún así se sigue trabajando en ello y hace un año y algo más se experimenta con fabricar baterías más delgadas que las actuales, y además con más capacidad. La era smartphone vino marcada por el descenso de la duración de baterías. Los que aún no tienen uno achacan a este hecho. Y es totalmente cierto, no conseguimos superar los 2-3 días de batería en un smartphone.

Sin duda uno de los campos más limitantes y que ofrecería una gran mejora en la experiencia del usuario. Veremos quién consigue la pole y con qué tecnología.

 

Tarifas decentes y sin limitaciones “tecnológicas”

Esto no viene dado por los teléfonos en sí, pero es algo que los marca profundamente. Las compañías marcan actualmente unos límites de uso en nuestros smartphones. Me refiero a restricciones económicas de tethering y VoIP. Con los smartphones vinieron las tarifas de datos, y con ellas los mensajes gratuitos de WhatsApp o cualquier otro servicio. Este cambio tecnológico hirió duramente a las compañías, volviendo a los SMS inútiles y obsoletos. Ahora discretamente “los regalan” con las tarifas, como si nos hicieran un favor.

En los próximos años volverá a ocurrir algo similar, pero con las llamadas. Actualmente las propias operadoras lo saben, y es por ello que intentan bloquear el avance tecnológico de la sociedad. El VoIP es una transferencia de datos, que debería estar incluida en cualquier tarifa de datos. Pero si lo estuviese, Skype y compañía se masificarían aún más y la gente dejaría de llamar por teléfono y pasaría a llamar siempre por servicios VoIP. Las operadoras tendrán que dejar de cobrar por las llamadas, y ya empiezan a regalarlas con algunas tarifas, pudiendo cobrar solo por tu tarifa de datos. Mal negocio, por lo que intentarán mantenerlo como está el máximo tiempo que puedan.

¿Qué esperáis en la generación de móviles que está por venir?

…de El Androide Libre