Compartir

Google continúa enseñando paso a paso sus gafas de realidad aumentada y es imposible no sentir emoción con lo que está consiguiendo la compañía. En esta ocasión, la de Mountain View ha hecho una interesante demo de Google Glass en el festival SXSW, donde ha mostrado cómo se controla y algunas de sus primeras aplicaciones.

Google Glass es uno de los dispositivos más innovadores de cuantos están en la mesa de desarrollo de las compañías tecnológicas. El gigante de Internet prevé revolucionar el mundo de los dispositivos móviles, en la línea de lo que hizo Apple con el iPhone.


La idea es que llevemos siempre a nuestro alcance, de la forma más cómoda posible, un dispositivo conectado. Por eso las Google Glasses son ligeras y tienen una pantalla que no ocupa toda la visión del usuario, sino que se sitúan en su campo periférico. Google entiende que el usuario quiere poder ver siempre lo que tiene delante sin molestias.

Además, se puede conectar y desconectar la pantalla con un solo toque el ‘touchpad’ que incorpora en una de sus patillas, tal y como ha demostrado la compañía en una demostración celebrada durante el SXSW esta semana. Al tocar una vez, se activarán y mostrarán al usuario la hora local.


Una vez activadas las gafas con un toque, están listas para escuchar al usuario. Con tan solo decir “Ok, Glass”, el sistema se activa y podemos realizar acciones como solicitar cómo se dice gracias en japonés, para obtener una respuesta instantánea.

De hecho, el control por voz es una de las claves del uso de Google Glass. Tal y como se pudo ver en la demo, podremos decir al dispositivo que tome una fotografía para que la haga -del mismo modo que esta opción ya está disponible en muchos ‘smartphones-. En realidad, este tipo de control será compatible con cualquier aplicación, gracias a la avanzada tecnología de Google en cuanto a reconocimiento de voz.

Este sistema se combinará constantemente con el ‘touchpad’. Por ejemplo, al deslizar el dedo hacia delante por él, aparecerá la última foto que hemos tomado y con nuevos gestos, irán apareciendo opciones como compartir o borrar. De momento, la compañía ha mostrado que se podrán compartir las imágenes en Google+.

Sin embargo, deslizando el dedo hacia delante o hacia atrás en el panel táctil de las gafas no solo iremos a las últimas fotografías tomadas. Será forma de acceder al menú. Habrá una especie de tarjetas, que no serán otra cosa que las diferentes aplicaciones, entre las cuales podremos ir cambiando rápidamente.

De esta forma, en el SXSW Google mostró que podremos saltar de la cámara, a las fotos, a Google+, a la aplicación del tiempo, etc. Con un único movimiento se cambiará de una tarjeta a otra, pero si se repite la operación rápidamente aparecerán todas una delante de otra como una lista, de forma similar al desplegable de aplicaciones ejecutadas de Android.

Una vez dentro de cada aplicación, si deslizamos hacia abajo o hacia arriba accederemos a nuevas opciones dentro de cada una. Por ejemplo, la pantalla principal de la aplicación del tiempo mostrará grande el clima de la ciudad en la que nos encontramos. Sin embargo, si deslizamos hacia abajo, accederemos a otros países que hayamos configurados.

Algunas de las primeras aplicaciones que ha confirmado y enseñado Google en esta conferencia, además de Google+, el reloj o el clima, son The New York Times, Path, Evernote, Skitch o Gmail.