Compartir

Whatsapp

Tras el revuelo y los rumores que han poblado la red, uno de los fundadores de Whatsapp, Jam Koum, ha salido al paso y ha desmentido que el servicio de mensajería pase a ser gratuito para los usuarios de Android.

El exempleado de Yahoo ha confirmado al portal tecnológico de El Correo, Va de juegos, que “la política de empresa de Whatsapp no ha cambiado”, con lo que los usuarios de de la aplicación tendrán que pagar para mantener la licencia de uso del servicio.

La información ahora desmentida apuntaba a que si se dejaba unos días de usar Whatsapp tras la exigencia del pago el servicio volvía a funcionar con normalidad, sin embargo, esa vuelta a la normalidad es solo temporal y al poco tiempo vuelve a requerir el pago impidiendo el uso normal de la aplicación.

El diario Expansión robó la noticia ayer a ADSLZone, en la que se aseguraba que Whatsapp no volvería a cobrar por usar el servicio cuando no se había ni confirmado ni desmentido la noticia por parte de la compañía y se seguía cobrando a los usuarios. Es más, desde el diario económico de Unidad Editorial plasmaron incluso la errónea noticia en la página del diario Marca para intentar magnificar la audiencia.

Sin embargo, horas después, un portavoz del servicio de mensajería instantánea ha comunicado al propio portal tecnlógico ADSLZone que el servicio seguirá siendo de pago para Android: “nuestro modelo de negocio no ha cambiado. Ofrecemos un servicio directo a nuestros usuarios a través de un pago sencillo y fácil”, comentó.

Por si quedaban algunas dudas, en la página web de la compañía sigue apareciendo el siguiente mensaje “por favor, ¡descargue la última versión de WhatsApp Messenger y disfrute de nuestro servicio gratuito por 1 año! Durante, o después, del período de prueba gratuita puedes comprar el servicio por 0,99 dólares/año”, con lo que mantiene la política de pago por el servicio de mensajería instantánea. Asimismo, ni en la web ni en sus perfiles en las redes sociales han comunicado el fin a dicho pago que aparece en sus condiciones.

En los últimos días, Whatsapp ha comenzado a exigir el pago de 0,99 dólares a los usuarios para poder seguir usando la aplicación, una vez la licencia de uso ha expirado.

El pago de Whatsapp ha encendido la red, ya que son muchos los usuarios de Android los que se han negado a pagar esa cuota de uso al servicio de mensajería y han comenzado a buscar alternativas gratuitas. De hecho, en menos de una semana la alternativa japonesa Line se ha convertido en la segunda más descargada en la tienda Google Play y amenaza con arrebatar el liderato a la fundada por Koum.

…de El Economista