Compartir

Galaxy S4

El reciente lanzamiento del nuevo teléfono de Samsung ha venido acompañado de promociones y ofertas de las diferentes operadoras que aseguran ofrecerlo a precios de risa ¿Un teléfono de 699 euros puede adquirirse realmente gratis? Vodafone o Yoigo aseguran que sí, pero tras la letra pequeña está el verdadero precio.

La oferta menos rentable es la de Movistar. La compañía promociona el Galaxy S 4 desde 31,46 euros al mes durante dos años, lo que sube el precio del teléfono libre a 755,04 euros, 56,04 euros más que si se adquiere libre.

El resto de compañías consiguen rebajar el coste del nuevo smartphone de Samsung considerablemente, pero hay que tener en cuenta que cuanto más pagues por la tarifa al mes, más barato te saldrá el teléfono…en principio.

Echando cuentas sobre el coste del móvil en Vodafone hemos descubierto que la compañía tiene una pequeña trampa en sus precios. Con la tarifa Base 3, por ejemplo, el coste del smartphone es de 219 euros, según Vodafone, aunque sumando el precio adicional que aplica la compañía a la tarifa original (15 euros sin móvil, 35 con móvil), el coste real del teléfono es de 544,5 euros. Si optamos por una tarifa superior, Red 3, el coste del teléfono que anuncia la operadora es de 0 euros, pero pasa exactamente igual que en el caso anterior. La tarifa mensual sin el teléfono es de 70 euros mientras que con el teléfono asciende a 90, por lo que los 0 euros publicitados se convierten en 544,5 euros, al igual que en el caso anterior.

En Orange, las tarifas no aumentan su precio habitual, como en Vodafone. Cuanto mayor es el coste de la tarifa al mes, menor es el precio del smartphone. Por ejemplo, con las tarifas Ballena 55 y Delfín 60, el Galaxy S 4 cuesta 169, pero si se opta por una tarifa más económica, como Delfín 20, aumenta hasta los 499 euros. Quien prefiera un desembolso menos doloroso, puede elegir el pago a plazos que a 25 euros al mes durante 24 meses dejan un precio final de 659 euros, 40 menos que el del teléfono liberado.

Yoigo es una de las compañías que ofrece el terminal más barato. La operadora exige un pago inicial de 120 euros a sus clientes si optan por el pago a plazos, pero este coste desaparece si la contratación se realiza por teléfono. Dependiendo de la tarifa que se elija, el pago de la mensualidad será más rentable. Con infinita 30 (30 euros al mes sin IVA), el teléfono le saldrá por 360 euros y con la tarifa Mega Plana 20 (20 euros al mes sin IVA), por 480 euros. Si opta por adquirir el teléfono en un solo pago se encontrará con la opción más rentable: 600 euros, casi 100 menos que su coste original.

Jazztel también se une a la comercialización de teléfonos con sus tarifas y en su catálogo encontramos el Galaxy S4. La opción más barata pasa por contratar la tarifa Habla y Navega de 600 o 1000 minutos con 1GB de datos, que rebaja el terminal a 529 euros. Con sus planes de precios más conocidos ‘Pack Ahorro’, el Galaxy 4 tiene un precio fijo de 619 euros.

Hay que tener en cuenta que todas estas tarifas llevan un coste adicional que es la permanencia. Tanto en Vodafone como en Yoigo es necesario permanecer 24 meses en la tarifa elegida, mientras que en Orange y Jazztel las exigencias son de 18 meses.