Compartir

ASUS-Fonepad-foto

El Fonepad de Asus no es un ‘tabléfono’, sino más bien una tableta que también es teléfono, ya que a pesar de que cabe en el bolsillo de una chaqueta, estamos hablando de 7 pulgadas. Eso sí, permite llamar y usar aplicaciones de mensajería, lo cual resulta muy interesante. No es el ‘tablet’ más puntero, pero ofrece un muy buen acabado en general y una experiencia completa y 100% satisfactoria por 229 euros.

LAS VENTAJAS DE UNA TABLETA-TELÉFONO

La mayoría de las tabletas prescinden de las funciones de los teléfonos y eso limita la realización de llamadas a los servicios de VoIP y, quizá lo que más afecta a un usuario en el día a día, impide usar servicios de mensajería vinculados a un número. La idea de Asus no es nueva, ya lo hemos visto en anteriores tabletas, pero sí está muy bien presentada y resulta útil.

En un mercado saturado de tabletas Android de mala calidad para ajustar los precios, en las que la conexión 3G -y ya no digamos la función de llamadas y recepción de SMS- se pierde por el camino, el Asus Fonepad ofrece un conjunto de características muy atractivo.

La posibilidad de llamar por teléfono permite que en determinadas ocasiones no necesitemos cargar con dos ‘gadgets’, sino que podemos utilizar únicamente el Fonepad. Funciona bien como teléfono -algo ridículo en la oreja, pero es compatible con accesorios bluetooth- y también hemos utilizado aplicaciones como Line, WhatsApp o Google Hangouts.

La activación de cuentas se realiza exactamente igual que en un teléfono y es necesario o cambiar la tarjeta de un dispositivo a otro o contar con una segunda microSIM dentro del mismo plan de datos. La gran pega es que muchas no permiten inicio multisesión, por lo que si la activamos en el Fonepad no saltarán las notificaciones en el móvil y viceversa.

Evidentemente, resulta impensable llevar el Asus Fonepad en determinadas situaciones en las que necesitamos un dispositivo de dimensiones lo más reducidas posible, como salir a cenar o a una discoteca con amigos. Sin embargo, hemos encontrado varios escenarios en los que podemos llevar únicamente el Fonepad y prescindir del teléfono, como al trabajo o a clase, momentos en los que es habitual llevar chaqueta o cartera.

También usar exclusivamente este ‘tablet’ en casa resulta cómodo, ya que es habitual en este contexto usar este dispositivo para determinadas cosas y tener que echar mano del ‘smartphone’ para contestar a mensajes vía WhatsApp o Line.

Teniendo en cuenta que cada vez es más normal cargar siempre tanto con un ‘tablet’ como con un ‘smartphone’, nos ha parecido una opción cómoda utilizar únicamente el Fonepad en según que casos. Hoy en día las llamadas son algo casi residual en el uso que le damos a los ‘smartphones’ y en un ‘tablet’ de 7 pulgadas mejora el visionado de contenidos multimedia, además de que hay más información para leer o consultar redes sociales.

Sin ir más lejos, durante los días que he estado probando el Fonepad, no he utilizado nada mi ‘smartphone’, a pesar de que lo he llevado siempre encima, por si acaso.

 

UN HARDWARE MUY COMPETENTE

Asus ha cogido su experiencia con el Nexus 7 de Google, ha hecho algunas mejoras y ha recortado en algunos aspectos para ofrecer un gran producto. La parte posterior es de aluminio con una pequeña tapa para las tarjetas; en el lateral izquierdo encontramos el botón de volumen y el de encendido; y en la inferior el puerto microUSB para transferir datos y cargar (otro punto a su favor, ya que cada vez es más habitual tener a mano uno de estos cables). Tiene unas dimensiones de 198,5 x 120 x 10,5 milímetros y un peso de 340 gramos.

Podríamos decir que en términos de diseño, grosor o peso no destaca ni por su originalidad ni por unos acabados extraordinarios, sino que más bien se sitúa en el punto en el que no hay nada especial que destacar, ni tampoco nada que criticar. Asus ha hecho un buen trabajo, con materiales de calidad y unas dimensiones adecuadas que consiguen que sea lo suficientemente cómodo de utilizar.

Como decíamos, no es el más puntero de los ‘tablets’. Monta un procesador Intel Atom Z2420, una GPU PowerVR SGX540, tiene 1 GB de memoria RAM y 16 GB de memoria interna -ampliables mediante SD-. Utiliza Android 4.1 y aunque la experiencia no es la más pulida que hemos visto en terminales con este sistema operativo, hay que tener mucha experiencia con Android en los terminales más potentes para notarlo, ya que en términos generales se mueve rápido y fluido.

Eso sí, nos hemos encontrado con algunas incompatibilidades al usar este ‘tablet’ con procesador Intel, especialmente en videojuegos, algo a tener en cuenta según el perfil de usuario. También se aprecian ralentizaciones si llevamos al extremo el uso de la multitarea y abrimos muchas aplicaciones con ventanas flotantes en el escritorio o usando otro programa.

Tiene una pantalla de 1280 x 800 píxeles IPS, con 221 puntos por pulgada y un ángulo de visión de 178 grados. Si bien no llama la atención por su nitidez, cumple de sobra y ofrece buena calidad de contraste y saturación de colores.

Por último, merece la pena destacar que Asus no solo ha incorporado una cámara interior de 1,2 megapíxeles. La compañía ha tomado nota de las críticas debido a su ausencia en el Nexus 7 y ha añadido una cámara exterior. Solo es de 3 megapíxeles y la calidad deja bastante que desear, pero resulta tremendamente útil para hacer fotos que queramos compartir al instante, algo que suele suceder a menudo.

 

ANDROID Y APLICACIONES DE SERIE

La modificación de Android que ha incorporado Asus no es demasiado distinta de la “pura” de Google, pero sí incorpora pequeñas aplicaciones propias, como calculadora o navegador, que se ejecutan en un menú inferior que se abre con un botón táctil (aunque utilicemos otro lanzador como Smart Launcher). Pueden funcionar como pequeñas ventanas simultáneas, aunque como decíamos, así el rendimiento se resiente bastante.

También hay otras como Asus Story, que permite crear álbumes de foto en la línea de las soluciones propias de Samsung (Story Album) o Apple (iPhoto); o Asus Studio, que no es otra cosa que una galería de fotos y vídeos enriquecida; una aplicación de dibujo (MyPainter); una lista de tareas pendientes; un bloc de notas un lector de libros (MyLibrary); o un lector de periódicos y revistas. Una de las que más nos ha gustado es su editor de vídeos, bastante completo y funcional, algo que no abunda en este tipo de dispositivos, y menos incorporado de serie.

Por otro lado, también merece la pena reseñar Asus WebStorage, un servicio de almacenamiento online propio que ofrece 5 GB de almacenamiento gratuito. Su interfaz es excelente y permite navegar a la perfección por los contenidos, dependiendo de su naturaleza (fotos, vídeos, documentos, etc.). También permite destacar documentos que queremos consultar offline, editar en línea o compartir con otros usuarios.

En términos generales podemos decir que a nivel de ‘software’, el ‘tablet’ es bastante completo tal y como viene de fábrica; y resultará tremendamente útil para aquellos usuarios menos expertos en la materia, que no tienen aplicaciones fetiche.

 

CONCLUSIÓN

Completo, funcional, con una potencia y calidad razonables y a un buen precio. Así es el ‘tablet’ Fonepad de Asus, que además incorpora el añadido de llamadas de teléfono y servicios de mensajería vinculados a un número. Tampoco se deja por el camino la cámara exterior o algunas aplicaciones propias interesantes que resultarán muy útiles a muchos usuarios. Hay mejores tabletas, pero dentro de su gama es de las más recomendables.

El Fonepad está disponible en España desde el pasado 16 de mayo a un precio de 229 euros.

  • Buenas
    Debo reconocer que hasta ahora no me molaba demasiado elblog,
    pero ultimamente estoy leyendolo frecuentemente y esta mejorando.

    A seguir igual!

    • admingreen

      Gracias por seguirnos. Esperamos verte por aquí por mucho tiempo.