Compartir

La convocatoria de Google para el próximo 24 de julio ha levantado muchas expectativas y se han disparado las teorías sobre lo que podría ser anunciado por los de Mountain View. Parece seguro que Android 4.3 Jelly Bean será una de las estrellas de la ponencia pero no se descarta que venga acompañado del esperado Motorola X. Este nuevo terminal ya ha sido visto en los últimos días e incluso se filtró una foto donde el CEO de Google lo estaba utilizando.

Android 4.3 no introduce demasiados cambios a nivel visual y lo que ofrece en realidad es una experiencia mejorada de la versión anterior. El sistema está mucho más optimizado y funciona de forma más fluida, las animaciones son más suaves y el sistema más estable en general. Desde la llegada de Jelly Bean, Google ha puesto siempre el acento en la fluidez, que junto con la seguridad, son los dos aspectos más criticados de Android.

Otra de las novedades es la relacionada con el escaneo continuo de redes WiFi, incluso cuando desactivamos esta función. Se cree que esto obedece a la necesidad de Google Mpas de utilizar las redes WiFi para posicionarse mejor y funcionar de forma más exacta, sobre todo, en el nuevo modo de navegación en interiores.

Ahora Android soportará de forma nativa Bluetooth 4.0 LE, un estándar diseñado para reducir el consumo de energía, que mejora el alcance y la capacidad de esta tecnología tan utilizada. Los últimos terminales que han llegado al mercado ya cuentan con Bluetooth 4.0 LE, por lo que era cuestión de tiempo que Google le diera soporte en su plataforma móvil.