Compartir

oppo n1Oppo es una de esas empresas chinas desconocidas para el gran público, pero cada vez más tenidas en cuenta por los que seguimos los movimientos de la industria, especialmente los que tienen que ver con China. Acompañando a Xiaomi o Meizu, los chicos de Oppo están haciendo esfuerzos importantes para lanzar teléfonos con la última tecnología, y detalles originales, queriendo huir de la fama de creadores de copias que tienen, o se ganaron.

Llevamos semanas compartiendo lo que la empresa iba soltando sobre Oppo N1, su próximo buque insignia, que hoy al fin ha sido presentado en un evento, al más puro estilo de los grandes teléfonos occidentales, coreanos o japoneses.

Gigante y cámara giratoria

El Oppo N1 sorprende por el gran tamaño de su pantalla, con 5,9 pulgadas en su diagonal, que viene bien acompañada de una resolución Full HD (1920×1080píxeles). Los marcos son especialmente delgados, y en la parte superior del teléfono tenemos el elemento original o más llamativo: un módulo que gira 206 grados, y tiene en su interior a la cámara. Vamos a ver de lo que estamos hablando en un vídeo:

Con esto consiguen que la misma cámara sea la trasera, o principal, pero también haga las veces de frontal. La ventaja la tenemos en que hay menos elementos en el dispositivo, y sobre el papel, la cámara es de mucha mayor calidad que lo que habitualmente tenemos en la parte frontal.

Hablamos de un sensor de 13 megapíxeles, con una óptica con apertura f/2.0, y el flash es un dual LED. El tamaño del sensor es de 1/3,06 pulgadas, y la lente cuenta con seis elementos que la componen, aparentemente el primer dispositivo Android con esta configuración.

Oppo presume de contar con su propia tecnología de imagen, incorporando un procesador de imagen llamado Owl. Un detalle curioso es que habrá dos configuraciones de lentes a la hora de comprar el teléfono, pudiendo elegir entre un zoom óptico de diez o quince aumentos.

Para los que teman por el mecanismo, Oppo asegura haber estado probándolo a conciencia, con más de 100.000 rotaciones, a razón de 40 veces por día. Es un dato importante, ya que una de las formas de encender rápido  la cámara es girando 120 grados la misma.

O Touch, panel trasero táctil

Oppo N1

Los que conocéis la consola portátil PSVita, sabréis de lo que hablamos, igualmente os cuento que el teléfono tiene en su parte trasera una superficie táctil, con la que podemos hacer todo tipo de gestos mientras tenemos la pantalla principal libre para nuestra visualización.

Pasando a conocer el corazón del sistema, nos encontramos con un Qualcomm Snadpragon 600 – ya hay opciones con el 800 -, acompañado de 2GB de RAM, 16 o 32 GB de memoria, soporte NFC, o una batería de 3.610mAh.

Cyanogen prepara una ROM

Oppo se ha aliado con la gente de CyanogenMod, haciendo su teléfono oficialmente compatible con la ROM que están preparando y llegará más adelante.

Oppo CyanogenMod

Con respecto a lo que trae de serie, pues tenemos una personalización de Android 4,2 llamada Color OS, la cual ha sido desarrollada en diez meses con 243 desarrolladores y 20.000 testeadores, con su creación se han generado 43 patentes. Esperamos pronto poder hablaros más sobre ella.

Oppo, precio y disponibilidad

El precio del Oppo N1 es unos 425 euros al cambio, con 16GB de memoria interna (también hay opción con 32GB). Superior a lo que estamos acostumbrados a ver en las marcas chinas, pero también con más tecnología propia de lo esperado.

El teléfono está diseñado para funcionar en las redes TD-SCDMA, y verá la luz en octubre. Una posible salida a nivel internacional tendría lugar en diciembre.

Entre los accesorios que se van a comercializar de forma oficial destacamos O-Click. Un pequeño dispositivo que podemos llevar en el llavero y hace las veces de botón de la cámara, o nos ayuda a buscar el teléfono mediante una alarma.

Oppo Oclick

Más información | OPPO