Compartir

Galaxy GearTodos sabíamos que el Samsung Galaxy Gear era un producto difícil. A veces es el precio que hay que pagar por ser innovador, si bien es cierto que no es el primer reloj inteligente, en funciones es el más completo.

A través de un informe interno de Best Buy, se ha dado a conocer que alrededor del 30% de los Samsung Galaxy Gear que se han vendido en esta cadena estadounidenses se han devuelto. La pregunta es ¿por qué?

¿Clientes insatisfechos o clientes desinformados?

Lo más fácil, sin duda, es pensar que se han devuelto tantos porque el producto es mediocre y no cumple las expectativas del cliente. Es cierto que el reloj de Samsung no va del todo fino, y que su rendimiento podría ser mejor.

Quizá haya muchos usuarios descontentos con él, es bastante probable, pero una lectura rápida de esta cifra nos hace obviar un dato que, en mi opinión, es importante: ¿cuántos usuarios sabían lo que estaban comprando?

Ven el reloj en uno de los muchos anuncios que ha publicado Samsung. Se decide ir a por él, escucha que se conecta con el móvil, pero no tiene claro los detalles, que en este gadget son realmente importantes.

Lo compra, llega a casa y descubre que el Galaxy Gear no funciona con su iPhone o con cualquier otro smartphone que no sea un Samsung Galaxy Note 3, aunque dentro de poco se ampliará la compatibilidad a otros modelos de los coreanos.

Frustrado, lo devuelve a la tienda argumentando que no funciona. A lo que el vendedor, si conoce mínimamente el producto le remitirá a la compatibilidad del susodicho. Después, se filtra un documento que indica que el 30% de los relojes se devuelve.

No obstante, el hecho de que sólo sea compatible con ciertos dispositivos de Samsung también es un tirón de orejas más que merecido a los coreanos.

Veremos si con el próximo modelo, si al final llega a nuestras muñecas, Samsung aprende de los errores que han cometido al lanzarse en esta categoría. Mientras, seguiremos viendo los diferentes intentos de la industria por definir cuáles son las bases del reloj inteligente.