Compartir

Nokia Lumia

No hay nada como preguntar a los responsables de soporte de las operadoras para saber si algún teléfono móvil está teniendo problemas serios y cómo son éstos de recurrentes. Cuando compras un teléfono nuevo está en garantía durante el primer año, pero a nadie le gusta que a los cuatro días el carísimo «gadget» que te has comprado tenga que estar una semana en el servicio técnico mientras lo reparan.

Esta semana después de probar durante un tiempo el Nokia Lumia 1020 hicimos una restauración a estado de fábrica

Después cinco «hard reset» (apretar al mismo tiempo los botones de bajar volumen, encendido y cámara) y esperar 5 minutos, el móvil volvió a reiniciarse y funcionar. Nos explicaron que es un fallo bastante común en todos los Lumia con Windows 8 y Nokia todavía no sabe realmente por qué los terminales se quedan completamente inutilizados.

Nos explicaron que no sólo ocurre al restaurar el teléfono, algunos compradores del terminal se han encontrado que al encender el teléfono por primera vez nada más sacarlo de la caja, éste se quedaba bloqueado en el inicio y no había manera de encenderlo, con lo que el teléfono queda totalmente inservible y había que devolverlo a la tienda.

El Nokia Lumia 1020 es un terminal de gama alta, tanto por el hardware como por su precio y hay ciertas fallos que no se pueden tolerar en un teléfono de más de 600 euros. Una cosa es el llamado «antenagate» del iPhone 4, que cuando se sujetaba de una determinada forma bajaba el nivel de cobertura, llegó a ser hasta divertido porque en realidad no deja de ser una anécdota que no afectaba realmente al funcionamiento del teléfono, pero si tu teléfono se queda totalmente bloqueado sin manera de arreglarlo, eso ya es otra cosa.