Compartir

No es un pájaro, no es un avión, no es un unicornio, es el Nexus 5. El teléfono que muchos empezábamos a confundir con algo creado en nuestros sueños o elucubrado por una mente maligna en las profundidades de las mazmorras de Mordor ya está entre nosotros, os presentamos al nuevo Nexus 5.

Posiblemente ningún otro smartphone haya creado un halo de interés tan grande en torno a filtraciones y rumores, ni siquiera en los mejores momentos previos a la presentación de ningún iPhone, pero todo eso ahora queda atrás y por fin podemos hablar de algo real, del nuevo smartphone en el que Google ha puesto la escuadra, el cartabón y el lápiz y LG el cemento y la mano de obra.

Podemos decir que el Nexus 5 no es un teléfono más, si no el resultado de años de evolución en un terreno muy desconocido hasta hace poco para Google, el del hardware. Con el Nexus One se estrenaron y sorprendieron, Galaxy S tomó el relevo en lo que fue el comienzo del apogeo de Samsung y con el Galaxy Nexus alcanzaron la mayoría de edad. Ahí fue cuando cambiaron a LG, logrando demostrar al mundo que Nexus quería cambiar las cosas, siendo el Nexus 4 el comienzo de una nueva etapa, como el adolescente que se va de casa y consigue su primer trabajo.

Un smartphone de gama alta por debajo de los 300€ fue la manera de demostrarlo de Google, y fruto de todo ello, experiencia y perfección, nace el Nexus 5.

 

Hardware

El Nexus 5 es una evolución lógica en hardware, como cualquiera de los dispositivos con los que cada fabricante sustituye el modelo anterior de su línea. No vamos a negar que esto empieza a ser aburrido y el usuario empieza a buscar y esperar que nos sorprendan con algo nuevo y diferente, pero lo que tenemos que aceptar es que Google tiene una gran excusa con Nexus: su bajo precio.

Aquí tenéis el listado de características completo del Nexus 5:

  • Pantalla IPS Plus  de 4.95 pulgadas con resolución 1080p
  • Procesador Snapdragon 800 quad-core a 2.3 GHz
  • GPU Adreno 330 a 440 Mhz
  • 2 GB de memoria RAM
  • Android 4.4 KitKat
  • 16/32 GB de almacenamiento interno sin ranura SD
  • Cámara trasera de 8 MP con estabilizador de imagen y delantera de 1.3 MP
  • 137,9 x 68,2 x 8,6 mm
  • 130 gramos
  • microSIM
  • Batería de 2300 mAh

Hasta 300 horas en Standby / Tiempo de Internet: hasta 8,5 horas con Wi-Fi, hasta 7 horas con LTE*

  • Carga inalámbrica
  • GPS + GLONASS
  • USB OTG
  • Bluetooth 4.0
  • Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac DOBLE BANDA
  • NFC y LTE

Más procesador pero igual RAM, una estrategia seguida por muchos menos por Samsung que empieza a presentar smartphones con 3GB de RAM, mejor cámara y algunos extras son lo que nos encontramos en el Nexus 5.

La verdad es que poco había que mejorar respecto al Nexus 4, y como decíamos, una evolución lógica es lo que nos encontramos. Actualización al procesador de moda, el Qualcomm Snapdragon 800, y un aumento del tamaño de pantalla son los dos componentes principales que componen esta renovación.

Aunque en cuanto a procesadores hay algo más que decir, ya que nos encontramos con uno dedicado a los sensores y el movimiento, en este caso un MPU-6515 de bajo consumo con girscopio de 6 ejes, acelerómetro y un sistema microelectromecánico MEMS que servirá para gestionar y monitorizar el smartphone en todo momento y aprovecharlo para funciones avanzadas. El funcionamiento es similar a lo que vimos con el Moto X, con un micrófono que siempre esta escuchando para activar determinadas funciones sin afectar al funcionamiento.

Sensores: Acelerómetro, GPS, Brújula, Proximidad/luz ambiental, Giroscopio, Presión y Efecto Hall

Pero algo más destaca, y quizás lo más importante. El mayor problema del Nexus 4 era la cámara, de mala calidad principalmente debido a la ausencia de un cristal óptico, ya que se usaba el propio cristal Gorilla Glass de la parte trasera, empeorando radicalmente la imagen.

Parece ser, y por favor tened en cuenta que esto es sobre el papel y no podemos saberlo hasta que tengamos uno en la mano y hagamos pruebas reales, que Nexus 5 corrige este problema, con una lente y una cámara de mayor calidad. Esperemos que el nuevo Nexus 5 consiga la excelente fluidez y estabilidad del Nexus 4, añadiendo una calidad de imagen fotográfica que falta por todas partes en el anterior modelo. Destaca el nuevo modo HDR+ de Nexus 5 que captura una ráfaga de fotos automáticamente y combina lo mejor de cada una para obtener la mejor foto posible.

Para los que ya empecéis a dar importancia a las redes móviles de alta velocidad, otra enorme novedad respecto al Nexus 4. El Nexus 5 incorpora soporte LTE, por lo que será compatible con las redes 4G de vuestro operador favorito.

Y siguiendo un poco el apartado de redes, destacar y recordar que el Nexus 5 tiene  tarjeta microSIM, por lo que la compatibilidad con anteriores tarjetas se hace mucho más complicadas. Recordemos que el recorte o adaptar tarjetas SIM a microSIM era relativamente sencillo, pero con microSIM se complica la cosa porque el grosor es diferente, ya no solo el ancho y el alto.

Diseño

Por supuesto los cambios también afectan al diseño del nuevo Nexus 5. Mientras que nos encontramos con un teléfono que claramente sigue las líneas de diseño que desde el Nexus S Google viene marcando en sus smartphones, hay varias novedades.

Comparando con el Nexus 4 desaparece el cristal de la parte trasera, un apartado que había creado todo tipo de opiniones. Por un lado lo hace más elegante, pero quitando eso son todo problemas. Uno de ellos que incluso LG tuvo que corregir con una actualización de hardware en el terminal es que al apoyarlo sobre una superficie con una ligera inclinación el móvil resbalaba, y no era extraño encontrarlo en el suelo tras una caída. A esto había que sumar roturas de la parte posterior típicas del cristal y arañazos que restaban estética al teléfono.

El Nexus 5 sustituye esta parte trasera de cristal por un plástico rugoso, similar a la goma. De este modo, aunque pierde estilo y atractivo, es más resistente a golpes, caídas y arañazos, además de añadir un grado de agarre cuando lo sujetamos con la mano, proporcionando más seguridad en este sentido.

Los laterales del teléfono son prácticamente calcados al Nexus 4. Los botones de subir y bajar volumen están en el lateral izquierdo, el de encendido en el derecho compartiendo espacio con la ranura de la tarjeta SIM, el conector jack de auriculares en la parte superior izquierda y el conector microUSB en la parte inferior centrado.

Una cosa curiosa, aunque no debería influir mucho, es el diseño del altavoz de llamada situado en el frontal, en la parte superior en el medio. Si no me equivoco es la primera vez que vemos una ranura circular y no alargada, aunque no deje de ser un detalle sin demasiada trascendencia. Siguiendo con el frontal la cámara frontal se sitúa en la parte superior izquierda y los sensores de proximidad y luz en la superior derecha. El micrófono, como es lógico, queda en la parte inferior centrado.

Otro de los detalles de calidad y elegancia, pero que aún no sabemos el porqué son los botones de encendido y volumen fabricados en cerámica, el mismo material usado para ruedas de bici de competición, el transbordador espacial o los frenos de fórmula uno.

Y como último detalle del diseño, repetir lo que ya hemos citado en el hardware, la lente de la cámara. Mientras que hasta ahora no teníamos un elemento que sobresalía, ahora se añade un cristal óptico para mejorar la calidad de las imágenes, que repercute en el diseño sobresaliendo ligeramente y añadiendo una pieza bastante curiosa cuanto menos. Esta lente ya se ha llevado sus críticas, pero parece cuestión de acostumbrarse, sobre todo si ganamos calidad de imagen en las fotografías, algo que realmente necesitaba el Nexus.

 

Precio y disponibilidad

Ya está disponible en Carphone Warehouse y los principales distribuidores así como en Google Play, por 349 y 399 euros, para los modelos de 16 y 32 GB

También hay disponibles accesorios tales como Bumpers de colores y una funda Quickcover.

Página oficial del Nexus 5