Compartir

LG-G-PadPresentada oficialmente a comienzos de septiembre, LG vuelve con fuerza al mercado de las tablets, donde no tuvo demasiada fortuna en el pasado. Una vez que le va funcionando el negocio de los teléfonos Android, ahora le va viendo interés al otro gran mercado móvil, con una propuesta que nos parece bastante interesante por precio.

La LG G Pad 8.3 se pone a la venta ya en España, y lo hace con un precio de 299 euros, una cantidad que nos parece justa, pero no debemos obviar que se mete en un terreno complicado, donde tablets como la Nexus 7 o la Kindle Fire HDX, ofrecen mucho por un precio similar. El modelo de LG se sitúa justo en medio en lo que respecta a tamaño.

Los principales valores de la propuesta de LG los tenemos en la batería y diseño, además de la pantalla, como es habitual en la firma coreana. Su panel IPS de 8,3 pulgadas cuenta con resolución WUXGA (1920×1200 píxeles), lo que corresponde con una densidad de píxeles de 273PPI. Está por debajo de los valores de los competidores citados, pero nos parece que igualmente está en el nivel que podemos exigir a un producto actual.

Tablet con aspecto de smartphone

Si echamos un vistazo a las imágenes rápidamente podemos identificar que bebe de las líneas de los últimos smartphones de la casa, presentándose como un teléfono con tamaño de tablet. Marcos muy reducidos, y unas dimensiones completas de 216.8 × 126.5 × 8.3 milímetros, pesa solo 338 gramos.

En ese reducido espacio ha cabido una batería de 4.600mAh, un tamaño considerable que estamos seguros que conseguirá una buena autonomía junto al chipset Qualcomm Snapdragon 600 (cuatro núcleos, 1,6GHz) .

Las cámaras son de 5 y 1.3 megapíxeles, y la versión Android con la que aparece es 4.2.2 Jelly Bean. En lo que respecta a memoria, 16GB para almacenamiento, 2GB de RAM. Por ahora solo estará disponible en color blanco, aunque en otros mercados la hemos podido ver en negro.