Compartir

vivo xplay 3sEn la tarde ayer, en China, el Vivo Xplay 3S ha tenido su presentación oficial. Para el que ande perdido decir que se trata de uno de estos teléfono chinos – desarrollado para su país – que quiere romper barreras en lo que respecta a tecnología, ser el primero en algo. En lo que respecta a la pantalla lo han conseguido.

Estamos ante un teléfono Android, en el que especificación por especificación no tenemos ninguna pega, y podría darle una repaso a alternativas de Samsung, LG o Sony. Como os comentamos, la pantalla es su elemento más llamativo, gracias a la resolución 2K implementada (así lo han bautizado).

Resolución 2K en un teléfono

Hablamos de 2.560×1.440 píxeles en un panel de 6 pulgadas, o lo que es lo mismo, una densidad de píxeles de 490ppi. No será el único teléfono en China con estas características, en fechas parecidas aparecerá el Oppo Find 7.

Para mover este pantallón, no podíamos esperar una cosa menor que un Qualcomm Snapdragon 800, en su última versión, conocida internamente como MSM8974AB. El chipset no anda nada mal de memoria, ya que viene acompañado de 3GB de RAM y 32GB de memoria interna.

Siguiendo las tendencias, han incorporado un sensor de huellas dactilares en la parte trasera del teléfono. Otro de los puntos fuertes del teléfono es la conectividad LTE, en las dos bandas que se ofertan en su país natal.

El teléfono lógicamente es grande, pero para tener 6 pulgadas de pantalla, pesa únicamente 172 gramos. Dentro ha habido espacio para colocar una batería de 3.200mAh.