Compartir

-Android Home-, el plan de Google para hacerse indispensable

Durante la conferencia para desarrolladores de 2011, Google anunció el proyecto Android Home, una especie de sistema de domótica donde todas las piezas giraban alrededor de un dispositivo Android. La idea era que desde un teléfono o tableta se pudiese controlar aspectos tales como abrir la puerta de tu casa, encender o apagar la luz, controlar la temperatura o abrir tu coche. Por poner solo unos ejemplos.

Por aquel entonces, el proyecto sonó a ciencia ficción y muchos pensaron que se trataba de un concepto demasiado ambicioso. Después, pasó el tiempo y quedó en el olvido. Para todos menos para Larry Page y Serguéi Brin. Que esperaron, pacientes, su momento.

Hace unos días Google compró Nest, la empresa detrás de los termostatos y detectores de humo inteligentes. El acuerdo ha sido el segundo más grande en la historia de la tecnológica, después de la adquisición por 12.500 millones de dólares de la división móvil de Motorola. Al igual que esta, que marcó la primera gran incursión de Google en el mundo de los aparatos, Nest le debería servir como trampolín para entrar de lleno en el consumo del hogar, un mercado cada vez más importante con el internet de las cosas. Es decir, todos los aparatos ligados a la red.

Pero este paso podría significar realmente mucho más.

 

 

Lo cierto es que Nest solo es una de las varias apuestas que está haciendo esta compañía a las tecnologías del futuro. Entre otras se encuentran también los robots (compró Boston Dynamics el pasado mes de diciembre), las gafas inteligentes y los coches que se conducen solos.

Hay que recordar además que es propietaria de Android (el sistema operativo móvil más popular del mundo que ya se está empezando a utilizar en vehículos), y también es fabricante de tabletas y teléfonos móviles como el Nexus o Moto X. Cualquiera podría pensar que los de Mountain View aspiran a estar en prácticamente todos los ámbitos de nuestras vidas, convirtiéndose en el Gran Hermano orwelliano. ¿Una exageración? No lo parece.

 

Google se mete en tu casa

“Nest parece estar centrado en termostatos y detectores de humo, pero no es descabellado pensar que Google expanda esta tecnología a otros aparatos”, declaró a Bloomberg Shyam Patil, analista de Wedbush. “La domótica es una de las oportunidades más grandes cuando se habla de internet de las cosas. Esta adquisición amplía su estrategia en torno a eso”.

Morgan Stanley estima que actualmente Nest está vendiendo 100.000 termostatos al mes. A 250 dólares por unidad, eso asciende a unos ingresos anuales de aproximadamente 300 millones de dólares. Una cifra impresionante para un producto que ingresó en el mercado hace unos dos años.

El analista Frank Gillett, de Forrester Research, prevé que el gigante de internet ofrezca una línea de productos inteligentes para el hogar, incluyendo cerraduras, timbres, monitores para bebés y de humedad, todos equipados con sensores para capturar información y un chip wifi para transmitir datos.

Pero tampoco sería descabellado pensar en una combinación entre Nest con su sistema operativo Android. En este sentido, algunos expertos aseguran que la última adquisición del buscador podría ser parte de una incursión más amplia en el sector del entretenimiento en el hogar, utilizando para eso su dispositivo Chromecast.

 

 

Es decir, un sistema de entretenimiento, automatización y control del hogar diseñado, vendido y registrado por Nest, combinado con los servicios de datos y entretenimiento en la nube ofrecidos por Google.

Y es que ambos no son tan distintos. La tecnológica aprende tus hábitos gracias a aplicaciones como Google Now. Por su parte, el termostato memoriza el horario en que el usuario se levanta, sale, llega a la casa y se va a la cama, y fija la temperatura de manera correspondiente.

Eso encaja con la misión más general de Google de reunir datos personales y darles uso. Sus algoritmos de búsqueda están programados para aprender los resultados más útiles, para que las búsquedas a futuro sean más relevantes.

 

De tu móvil al coche, pasando antes por tu casa

Una cuarta parte de todo lo que circula por internet pasa bajo la atenta mirada de Google. Es más, el 60% de los dispositivos conectados circulan por el buscador al menos una vez al día. Tal es su poder que algunas personas se refieren a él directamente como internet. Y todo apunta a que quiere trasladar este poder a la domótica.

En 2011 Hugo Barra presentó Android Home como una “caja de herramientas” con la que los expertos podrían crear aplicaciones concretas para una experiencia hogareña inteligente, comandada a través del teléfono móvil. “El sistema será capaz de encender paulatinamente la luz en el dormitorio por la mañana y tocar la música preferida como despertador”, explicó sonriente.

Por entonces nadie le creyó. Y los que lo hicieron lo vieron como algo muy lejano. Ahora con Nest la cosa ha cambiado.

1389982349

Desde termómetros monitoreados con un teléfono inteligente hasta collares para perros con wifi, pasando por puertas y cepillos de dientes inteligentes. Cada vez están surgiendo más aparatos del hogar conectados a la red, una tendencia que pudimos comprobar en el último CES de Las Vegas.

Cisco estima que la cantidad de dispositivos conectados aumentará desde los 10.000 millones a los 50.000 para 2020. Por su parte, Gartner cree que para entonces se generarán 309.000 millones de dólares en ingresos para proveedores de estos nuevos productos.

La visión de un mundo repleto de aparatos inteligentes surgió antes incluso que la propia web. Mike Markkula, uno de los cofundadores de Apple, propuso a mediados de los años 80 combinar funciones de redes y control de aparatos mediante chips. Se preveía que esas “neuronas”, como fueron llamadas, se extendieran ampliamente una vez que su coste bajara, pero finalmente no se consiguió.

“Ya existen multitud de dispositivos inteligentes para la casa y no casa, pero lo que hace falta es algo que los controle. Ese es el plan de Google. La idea es que el usuario tenga en su smartphone una especie de muro de cosas porque no se puede tener una app para cada dispositivo”, ha explicado a Teknautas Manuel Casuso, CEO de Lextrend, empresa española especializada en desarrolo de software y aplicaciones móviles.

Gracias al internet de las cosas los consumidores podrán, por ejemplo, usar los teléfonos móviles para revisar a distancia si cerraron la puerta, dejaron las luces encendidas o bajaron el termostato. Aunque las cifras actuales apuntan a que todavía falta tiempo para eso.

Sólo el 2% de los consumidores estadounidenses encuestados por la firma Forrester Research a mediados de 2013, reconocieron utilizar dispositivos inteligentes para el hogar. Alrededor de 28% indicaron que están interesados en controlar los electrodomésticos con un teléfono inteligente, pero el 53% no.

¿Cambiará esa tendencia? Esperen a que llegue Google.

…de El Confidencial