Compartir

Imagen del troyano

Karspersky ha detectado un troyano en Android que bloquea los dispositivos y pide una recompensa para restablecer las funciones básicas. Lo particular de este troyano es que amenaza al usuario con interponerle cargos ante las autoridades locales por ver contenidos pornográficos si no paga una multa de 300 dólares.

Su nombre es Android-Trojan.Koler y fue reportado por la revista Wired a principios de mayo. Para hacerlo más verídico, utiliza la geolocalización para personalizar el mensaje mostrado al usuario. Por ejemplo, en EE.UU., el logotipo que acompaña al mensaje es el del FBI.

Una de las consecuencias del malware es impedir al usuario acceder a la pantalla de inicio del smartphone infectado. Además superpone una ventana en todos los demás procesos que se ejecutan en el dispositivo, lo que lo inutiliza casi por completo.

Koler se descaga en forma de APK cuando el usuario visita ciertas páginas porno. El usuario está tentado a instalar el software por prometerle contenido poornográfico Premium o exclusivo. A continuación el usuario debe permitir la instalación de software de terceros e instalar manualmente el paquete de archivos.

Karpersky recomienda en su blog oficial “no usar aplicaciones de terceros y escanear cada descarga con la función Verify Apps.” También recomiendan contar con un software de seguridad en el móvil.