Compartir

Seguridad: cuatro funciones que deberías activar para proteger tu Android

Con los smartphones actuales el riesgo de perder un móvil no es solo material, al contrario de lo que pasaba hace años. Actualmente tenemos en nuestros teléfonos tantos datos personales, tantas fotografías, vídeos, documentos, etc. que hacen que la pérdida de privacidad supere con creces al valor material. Es por eso que vamos a ver unos consejos de seguridad para evitar que tus datos puedan caer en malas manos. Estos consejos precintarán tu teléfono para que, en el caso de ser robado o perdido, no puedan acceder a la información.

 

¿Dónde está mi Android?

Hay muchas aplicaciones de pago para nuestros dispositivos que permiten no solo encontrar el teléfono sino poder tomar el control de él a distancia. Pero si no te apetece pagar, Google ha desarrollado una herramienta gratuita con el nombre de Android Device Manager.

Android Device Manager no permite localizar dispositivos perdidos (para ello deben estar asociados a la cuenta de Google), restablecer el PIN de la pantalla de bloqueo e, incluso, borrar todos los datos del smartphone.

Podemos ver los terminales asociados a nuestra cuenta desde el “Administrador de Dispositivos”. Desde este administrador podemos proceder a la geolocalización, hacerlo sonar, bloquearlo y borrar toda la información. Además con la última actualización se incluye un botón para llamar al dueño del móvil, muy útil en caso de pérdida y que caiga en unas manos inocentes.

 

Google Authenticator: la verificación de dos pasos

Google ofrece activar la verifiación en dos pasos para sus cuentas, similar al sistema que se utiliza en muchos bancos. Para iniciar sesión, al principio, se nos pedirá una contraseña. A continuación solicitará un código que habrá sido enviado mediante un SMS, una llamada de voz o la aplicación para móviles, de un solo uso. Podemos marcar que no se nos vuelva a solicitar la identificación en dos pasos para ese ordenador.

Esto es útil porque en el caso de que tu contraseña de Google llegue a malas manos, necesitará tu móvil para poder acceder a datos como tu correo, Google Play o redes sociales.

 

Cifrar el teléfono

Si tienes información confidencial que temes que pueda ser utilizada con malos fines, podemos cifrar nuestro teléfono. Para ello hay que ir a Ajustes > Seguridad > Cifrar dispositivo. Desde ese momento, cada vez que el usuario encienda el móvil necesitará introducir una contraseña para descifrarlo.

El proceso de cifrado es algo largo; alrededor de una hora. Por ello necesitamos primero que la batería supere el 80% o esté conectado a la red. Si nuestro modelo es antiguo, podemos notar una bajada de rendimiento. Aconsejamos hacer una copia de seguridad antes de proceder al cifrado, por lo que pueda ocurrir

 

Bloqueo de pantalla e información personal

Pese a todo, según algunos estudios un 39% de los usuarios estadounidenses no establece ninguna contraseña en sus teléfonos. Es sorprendente porque es un proceso sencillísimo. Vamos a Ajustes > Seguridad > Pantalla de bloqueo. Aquí, según el modelo nos encontraremos distintas opciones. Tenemos la clásica contraseña, trazos, identificación facial, huella dactilar…

También es interesante añadir alguna información de contacto en la pantalla de bloqueo, de forma que, si perdemos el móvil y cae en manos de un ciudadano responsable que nos lo quiere devolver, pueda hacerlo. Se puede hacer desde Ajustes > Seguridad > Seguridad de la pantalla e información del propietario. Aquí debemos poner la información básica y necesaria para que nos puedan contactar, pero sin pasarse. Basta con un teléfono alternativo (que puede ser el de nuestro trabajo) y nuestro nombre. No es nada recomendable poner una dirección.