Compartir

Consejos para hacer que tu Android sea más rápido

Muchas aplicaciones se toman el lujo de aprovecharse de la capacidad de personalización de Android para consumir más recursos de los que deberían. Con esta serie de consejos podrás conseguir sacarle mucho más rendimiento a tu terminal y dejar de desesperarte por su lentitud.

Conseguirás estabilizar la plataforma para aprovechar mucho mejor el hardware de tu smartphone. Si tu terminal es nuevo verás que va mucho más fluído. Y si es viejo, quizá puedas sacarle una segunda vida al ver que mejora su tiempo de respuesta. Son seis consejos muy básicos, posiblemente alguno ya conozcas:

 

1. Desinstala aplicaciones que no utilizas y mueve todas las que puedas a la tarjeta micro SD

Es el consejo más básico. ¿Para qué tener una aplicación que te resulta inútil y consume recursos? Al desinstalar estas aplicaciones verás que se acelera el tiempo de respuesta del dispositivo. Además de ello, recordamos que los móviles Android tienen dos memorias: la interna y la externa (microSD). Cuando la memoria interna se llena, el móvil no dispone de espacio para poder funcionar con normalidad y se producen ralentizaciones.

En primer lugar, para borrar aplicaciones que no utilizas tienes varios métodos. Uno de ellos es ir a Google Play Store y, en el menú superior izquierdo, pinchar en la opción “Mis aplicaciones”. Ahí vemos todas las que tenemos instaladas y podemos seleccionar la que queremos eliminar.

Desinstala aplicaciones que no utilizas y mueve todas las que puedas a la tarjeta micro SD

Si optamos por mover aplicaciones a la microSD tenemos que saber que no todas las apps lo permiten. Se puede hacer siguiendo el mismo camino pero, en vez de eliminar, pulsando en la opción “mover a la tarjetaSD”.

 

2. Instalar un nuevo ‘launcher’

El ‘launcher’ es el encargado de la interfaz principal de nuestro Android y de lanzar las aplicaciones. Nuestro sistema operativo nos permite cambiar de ‘launcher’ por otro de nuestra elección. Esto puede dar un impulso a nuestro teléfono y hacer que corra más rápido.

Uno de los launcher más rápidos, según Laptop Magazine, es Lightning Launcher Home y podemos encontrarlo por tres dólares en Google Play. Hará que el sistema sea algo más veloz gracias a la reducción de animaciones.

Otros recomendados pueden ser los siguientes: Nova Launcher, Go Launcher Ex y Apex Launcher. Todos permiten cambiar transiciones, configuración y la personalización del teléfono para que se más rápido e, incluso, con una interfaz más vistosa.

 

3. Deshabilita animaciones del sistema

Si prefieres quedarte con el “launcher” predeterminado hay una serie de trucos que te permitirán hacer que consuma menos recursos. Lo primero que tenemos que hacer es habilitar las opciones “escondidas”. Cambia para cada modelo de smartphone, por eso es mejor que busques en Google cómo hacerlo para tu terminal. Una vez habilitadas estas opciones, podemos entrar en el menú de opciones de desarrolladores y apagar las animaciones y transiciones.

Deshabilita animaciones del sistema

4. Maneja los datos y las notificaciones de forma inteligente

Puedes ahorrar recursos configurando que aplicaciones de redes sociales como Facebool, Pinterest o Instagram solo se actualicen al abrirlas. También se puede hacer con el correo, pero si utilizas tu móvil para el trabajo quizá esta opción no te resulte tan interesante ya que necesitas tenerlo continuamente sincronizado.

Al hacer que estas aplicaciones no reciban datos continuamente también lograrás ahorrar batería, optimizar tu equipo y consumir menos datos de tu plan.

 

5. Limpia la caché de las aplicaciones

La aplicaciones cuando están en uso van dejando rastro por la memoria del sistema. Estos archivos temporales terminan por obstruir la memoria, y esto se traduce en un sistema más lento y con más errores.

Puedes hacerlo desde una aplicación del tipo App Cache Cleaner o desde la configuración de Android. Para ello tienes que seguir los mismo pasos que seguirías para eliminar una aplicación pero pulsa en el botón ‘borrar caché’.

 

6. No instales un Task Killer, es mejor hacerlo manualmente si lo haces bien

Los Task Killers surgieron con el comienzo de Android porque las apps se comportaban de forma que no borraban necesariamente sus datos de la memoria RAM al dejar de usarlas. Esto llenaba la memoria y hacía que el teléfono se colapsara. Los Task Killers forzaban el cierre de las aplicaciones y liberaban esa memoria.

Hoy en día no tiene sentido instalar un Task Killer porque los desarrolladores tienen en cuenta esto y la propia app libera la RAM que estaba utilizando cuando la cerramos. Además no todas las aplicaciones consumen la misma cantidad de memoria. No es lo mismo un videojuego que Whatsapp.

Cierra manualmente las aplicaciones que no vas a utilizar por un tiempo. Por ejemplo si utilizas Whatsapp a cualquier hora del día la puedes dejar correr, pero sin embargo si solo visitas Twitter por la noche el resto del día conviene que esté cerrado. Lo que no es recomendable es limpiar toda la RAM.