Compartir

Después de publicar la primera parte de la review del OnePlus One, continuamos con la segunda parte donde profundizaremos en sus características técnicas. ¡Vamos a ello!

DISEÑO

OnePlus One 3 foto

 Hay dos cosas que llaman la atención nada más sacarlo de la caja. Lo primero es el tamaño. En este aspecto no hay milagros. Una pantalla de 5,5” más unos marcos inferior y superior poco ajustados lo convierten en un terminal muy largo. Para que os hagáis una idea, es muy similar en altura al Galaxy Note 3, que tiene una pantalla 0,2” mayor.

En su favor, hay que decir que es muy delgado y bastante ligero, lo que lo hace mucho más manejable de lo que parece.

OnePlus One 7 foto

El otro aspecto llamativo es el tacto de la carcasa trasera. Es un acabado que Oneplus denomina ‘Sandstone Black’ y que tiene un tacto parecido al de la piedra pómez. Sé que suena raro, pero es bastante agradable al tacto.

Por lo demás, su diseño ‘unibody’, una gran pantalla que sobresale ligeramente y el marco metálico que envuelve todo el teléfono le dan una apariencia muy robusta y ‘premium’. Además se sujeta bastante bien gracias a la ligera curvatura de la parte trasera.

Me parece llamativo también que los altavoces (estéreo) estén en la parte inferior del dispositivo, una solución inteligente si queremos dejarlo apoyado mientras vemos un vídeo o escuchamos música.

 

PANTALLA

OnePlus One 8 foto

 Como hemos dicho antes, la pantalla es de 5,5” pulgadas con un panel IPS LCD y una resolución Full HD (1920×1080) y 401 ppp. Además, incorpora tecnología Gorilla Glass 3 para hacerla más resistente a los golpes.

Por mi parte, muy poco que decir más allá de que se ve fenomenal. Impresiona ver vídeos en máxima calidad y los colores  son bastante realistas. El brillo también es muy potente, lo que permite disfrutarlo en exteriores sin problemas. Prácticamente ninguna objeción.

 

HARDWARE Y AUTONOMÍA

OnePlus One 4

 Incorpora un procesador Snapdragon 801 de cuatro núcleos a 2,5 GHz y un chip gráfico Adreno 330. Si no recuerdo mal, la misma configuración que montan otros terminales de la competencia como el Samsung Galaxy S5. Además, cuenta con 3GB de RAM, que le sitúan por encima de casi todos los rivales en este sentido.

¿El resultado? Una fluidez a prueba de bombas. Personalmente no suelo exigir tantísimo a los terminales, pero estoy convencido de que es imposible encontrar cualquier atisbo de lag por muchas aplicaciones que abramos o por muy potentes que sean los juegos que instalemos.

 

BATERÍA

OnePlus One 12 foto

En este caso, cuenta con una de 3.100 mAh, una cifra que me parece bastante respetable. De todas formas, con un uso medianamente intensivo y con el brillo de la pantalla a tope, no llega al final del día demasiado sobrado. En mi caso, entre 12%-18% a la hora de irme a dormir. También es verdad que lo podría ajustar un poco para que durara más.

 

SOFTWARE

cyanogen_mod_android

 En mi opinión, este es otro de los puntos destacados del Oneplus One. En su interior encontramos el Cyanogemod 11S, un Android 4.4.4 perfectamente adaptado a este terminal.

En realidad, es muy similar al Android puro, pero con infinidad de posibilidades de configuración y numerosos accesos directos gestuales.

Si os gusta personalizar vuestro teléfono, no se me ocurre otra opción mejor. Se puede cambiar prácticamente todo. Pondría ejemplos, pero es que me dejaría demasiadas cosas fuera. Si os sirve, pensad que podéis modificar a vuestro gusto el 90% de los parámetros.

Al final, que es lo más importante, nos encontramos con una simbiosis hardware-software casi perfecta que tiene como resultado una experiencia de usuario fuera de lo común. Desde luego, me parece infinitamente mejor que las capas de personalización que aplican la mayoría de las marcas de la competencia.

 

CÁMARA

OnePlus One 6 foto

Voy a intentar medir bien mis palabras en este apartado. Objetivamente, me parece lo peor del teléfono, pero eso no significa que la cámara sea mala. Todo lo contrario, en la parte trasera cuenta con un sensor Sony de 13 Mpx de alta calidad y doble flash LED. Sin estabilizador óptico, eso sí. En la parte frontal, tiene otra cámara de unos meritorios 5 Mpx.

Las fotos en condiciones favorables son muy buenas. Además, permite ajustar la calidad para ahorrar espacio. Sin embargo, en interiores y con poca luz sufre más de lo que debería comparado con otros smartphones de alta gama.

De las fotos panorámicas no me atrevo a opinar con contundencia. Cuenta con un sistema que parece más un vídeo que una superposición de fotografías. A mí, personalmente, me ha costado acostumbrarme, pero es cierto que otros usuarios han conseguido resultados bastante más aceptables que los míos.

Las capturas en vídeo sí que son bastante sorprendentes, con calidad 4K y diferentes modos de grabación. El slow-motion me ha parecido especialmente gratificante.

En definitiva, yo diría que no está a la altura de rivales como el Galaxy S5, el Xperia Z2 (ahora Z3) o los Nokia Lumia más potentes, pero cumple de sobra para la gran mayoría de los usuarios. Si no sois especialmente puntillosos con este tema, no lo descartaría por esta cuestión.

 

PRECIO

OnePlus One 2 foto

Si os fijáis, os daréis cuenta de que no he mencionado el precio en ningún momento. Y no lo he hecho porque no me parece justo analizarlo por lo que cuesta. El Oneplus One se ha ganado el derecho a competir con los grandes independientemente de lo que pidan por él.

Eso no significa que el precio se un asunto menor. Ni mucho menos. De hecho, cada vez que veo la factura, me sorprendo más. Si no fuera por los tiempos que corren, los 299€ que piden por la versión de 64 GB me parecerían un auténtico regalo.

Para que os hagáis una idea, un Android de alta gama con una capacidad equivalente suele costar más o menos el doble. Y si hablamos del iPhone 6 Plus, la factura se multiplica, se dice fácil, por tres.

 

CONCLUSIONES

¿Es el mejor Android del mercado? Probablemente no. No tiene unos marcos tan pequeños como el LG G3 ni la pantalla del S5 o la cámara del Xperia Z2. Sin embargo, es un móvil muy equilibrado que destaca en muchos aspectos y prácticamente no flojea en ninguno.

Además, tiene algo que es muy difícil de explicar, pero que cada vez valoro más: se nota que está diseñado con el entusiasmo de alguien que ama lo que hace, de alguien que se guía por lo que cree y no por lo que le dicen. Por eso, parece más una obra de artesanía que un producto industrial. Y eso mola.

 

¿ENTONCES?

Si el tamaño no es problema (recordad que es grande como una raqueta), compradlo sin dudar. Sé que ahora está complicado por el tema de las invitaciones, pero es posible que en unas semanas se venda de manera normal.

El rendimiento es espectacular, la pantalla se ve de cine, el sistema operativo es una delicia y no veréis un teléfono como el vuestro en cada esquina.

También tiene puntos negativos, por supuesto. Ya hemos dicho antes que la cámara no es la mejor del mundo y que sus dimensiones asustarán a muchos usuarios. Y a esto añadiría que se calienta un poco (no es preocupante), que el volumen de llamada es demasiado bajo y que el servicio técnico es una incógnita.

Pero, en mi opinión, los aspectos positivos ganan por goleada a las desventajas. Sobre todo si tenemos en cuenta (ahora sí) que cuesta unas mini vacaciones o medio mes de alquiler menos que sus rivales.

 

PROS:

  •  -Simbiosis hardware-software.
  • -Perfecto para navegar y ver vídeos.
  • -Diseño original.
  • -Acabados.
  • -Exclusividad.
  • -Precio.

 

CONTRAS:

  •  -Tamaño no apto para todos los públicos.
  • -Cámara cuando hay poca luz.
  • -Volumen de llamada bajo.

 

NOTA: 9,0

 

Gracias a @nowlogo por esta fantástica review