Compartir

HTC One M7: cómo actualizarlo a Android 4.4.3 KitKatCada día más se están poniendo de moda las falsificaciones de los Smartphone. En ocasiones se compran por aparentar, en otras ocasiones se compran por desconocimiento.

Hoy os voy a explicar cómo detectar una falsificación, aunque por fuera nos pueda parecer idéntico a simple vista, estas son las claves que nos pueden hacer sospechar.

En muchas ocasiones la denominación no está clara. Por ejemplo con encontramos con “GT-N9006″ podría parecer una versión del Note 3, ya que tiene una denominación similar (GT-N9005 para el modelo a la venta en Europa). La realidad es que se trata de una versión de muy inferiores características.

Por ese motivo hay que ser precavidos, a menudo estos teléfonos se venden en unas especificaciones de apariencia similar (pantalla 5.7” Quad Core 3G), pero realmente los componentes no tienen la calidad del original. Consiguen acercarse lo suficiente estéticamente al producto original si no lo tenemos al lado para comparar.

Donde más rápidamente podemos notarlo es en la pantalla de los dispositivos, que en el caso de las Amoled es obvio (las LCD por las que las sustituyen suelen ser de pésima calidad). Por supuesto también en su interior, introduciendo chips MediaTek de gama baja o incluso falseando el apartado de software, diciendo que lleva una versión de Android que no incluye.

El sentido común manda, y más vale estar atento si no queremos caer en la trampa. Como sabemos, nadie da ‘duros a pesetas’. Si nos venden el último HTC y sospechosamente se acerca a pesar medio kilo, o tiene un tacto diferente, más errores de lo normal, baterías más pequeñas (miniaturizar es difícil y no lo hace cualquiera, para mantener el tamaño exterior podemos llegar a ver baterías más estrechas) o procesadores que no dan la talla, sospechemos.

Lo mejor aquí si sospechamos es tener un teléfono idéntico al que queremos comprar para medirlos frente a frente. Si nos parece que un teléfono puede no ser el original, es porque probablemente no lo sea. No importa que nos estén intentando vender con una caja y factura original, si el teléfono no lo es.

Foto 06-09-14 17 51 03

Algunas de las falsificaciones cambian incluso las especificaciones que tiene el dispositivo. De forma que no podremos saber fácilmente cual es el procesador del teléfono, por mucho que nos fijemos en aplicaciones como CPU Z, Antutu u otras aplicaciones de Benchmarking.

Otra manera de saber si el Smartphone es original es verificar el IMEI. El IMEI (Identidad de Equipo Móvil Internacional, por sus siglas en inglés), el algo así como el pasaporte de estos dispositivos. Este código es único, y cada teléfono está cuenta con una de estas sucesiones de 15 números.

A menudo podemos encontrar este número en las facturas de compra, cajas del terminal o en éste mismo. Con solo pulsar en la aplicación de teléfono *#06#, debería aparecer. Los teléfonos falsificados carecen de IMEI o lo llevan falsificado. Para comprobarlo, nos puede ser de utilidad verificarlo en alguna base de datos online.