Compartir

Bloatware: descubre cómo eliminarlo de tu dispositivo

Puede que el término bloatware no te suene de nada. Sin embargo, si tienes un dispositivo Android es muy probable que te esté acompañando continuamente. El bloatware son todas esas aplicaciones basura que vienen preinstaladas en tu Android y que aparentemente no se pueden desinstalar.

Nos ocupan espacio en la memoria y en el menú de aplicaciones. Ojalá no estuvieran ahí, pero tu fabricante o tu operador las ha puesto sin tu consentimiento. El método tradicional para desinstalar apps descargadas de Google Play Store no funciona con ellas pero, no te desesperes, hay un método para quitarlas de en medio.

La forma de desactivar el Bloatware es acceder al menú Ajustes > Administrador de aplicaciones e ir a la categoría Todas. Veremos un listado con todas las aplicaciones instaladas y desde ahí podremos pulsar sobre la aplicación que queremos desactivar. Se nos muestra una pantalla con la información de la aplicación y ahí pulsaremos en Deshabilitar. Deberemos confirmar.

No todas las aplicaciones pre-instaladas nos permitirán realizar este método, pero sí una gran mayoría. Aconsejamos no desactivar aplicaciones importantes, como las de mensajería SMS, pues podríamos quedarnos sin funciones básicas en nuestro smartphone.

A continuación vamos a ver cómo ocultar los iconos de las aplicaciones deshabilitadas. Podremos hacerlo acudiendo al menú del terminal y a continuación seleccionar Desinstalar/Desactivar Apps. Aparecerá una casilla en la parte superior de todos los iconos. Debemos marcar todas las casillas de los iconos que queremos eliminar y pulsar sobre Finalizado para que sea efectivo.

Para eliminar por completo el Bloatware hay que acudir a métodos más sofisticados que anulan por completo la garantía. Una de las opciones es sustituir el sistema operativo por una ROM personalizada. Otra opción es, teniendo previamente Rooteado el terminal, utilizar herramientas como Titanium Backup.

Deberás pensar seriamente si merece la pena perder la garantía por recuperar ese espacio en tu Android o, simplemente, te conformas con no tener los iconos pululando por tu pantalla de aplicaciones.